BRUSCHETA DE JAMÓN SERRANO Y QUESO ROQUEFORT

by Destinogourmet

Ingredientes:

1 hogaza de pan europeo.

Hojas de albahaca.

Aceite de oliva.

1 tomate.

200 gr de jamón serrano en rebanadas.

200 gr de queso roquefort.

Preparación:

Corta el pan en rodajas y acomódalas en una bandeja, humedece con aceite de oliva y lleva al horno hasta dorarlas levemente. Corta el queso Roquefort en finos trozos. Una vez tostadas las rodajas de pan, frota sobre cada una, el tomate previamente cortado al medio. Coloca sobre las rodajas de pan, tiras de jamón serrano, un trozo de queso roquefort y hojas de albahaca. Sirve las bruschetas en una fuente y disfrútalas. ¡Disfrútalas!

6 Porciones.

Calorías por porción: 369 kcal.

Vía Destinogourmet.com

Anuncios

Delicias de jamón serrano

Delicias de jamón serrano (Cena en casa)

 

 

  • 12 porciones

La primavera llama a los aperitivos, a cenas ligeras repletas de montones de pequeñas cosas ricas. Aquí tenéis unos hojaldritos de jamón sencillos pero apetitosos …

INGREDIENTeS

  • 1 hoja de hojaldre congelado
  • 1 huevo
  • 150 g de jamón serrano
  • 25 ml de aceite de oliva
  • 1 puñado de sésamo
  • 1 puñado de orégano

INSTRUCciones

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Dejamos descongelar el hojaldre y lo cortamos por la mitad y luego en tiras de un par de centímetros. Nos quedan unos rectángulos alargados que vamos a pintar con yema de huevo.
  3. Ponemos el jamón encima del hojaldre y los retorcemos una vuelta dejándolos en la bandeja del horno ya engrasada con aceite. A una mitad de los lazos le echamos el orégano por encima, y a la otra mitad el sésamo.
  4. Metemos en el horno 15-20 minutos, o hasta que estén dorados.

Vía Cena en casa

CROQUETAS DE JAMON IBÉRICO DE BELLOTA HECHAS EN CASA

CROQUETAS DE JAMON IBÉRICO DE BELLOTA HECHAS EN CASA

Masa de croquetas de jamón ibérico.
1,5 kilos de cebollas trituradas en la Thermomix y escurridas sobre un colador
400 gramos de Jamón Ibérico de Bellota picado muy fino
500 gramos de mantequilla
300 gramos de aceite de oliva refinado
6 litros de leche entera
650 gramos de harina
2 puntas de hueso de Jamón Ibérico de Bellota
Sal, pimienta blanca y nuez moscada

Procedimiento
1. Ponemos a cocer la leche con las puntas de Jamón Ibérico de Bellota, cuando hierva, mantenemos el hervor a fuego suave y tapado durante 10 minutos. Apagamos el fuego y reservamos.
2. Calentamos en un rondón el aceite y la mantequilla, hasta que esta última se disuelva.
3. Ponemos la cebolla triturada y escurrida y dejamos que se haga a fuego muy suave hasta que la cebolla se torne transparente. No ha de tomar color pero hay que vigilar que no se quede cruda.
4. Añadimos entonces el Jamón Ibérico de Bellota y dejamos que se haga durante 10 minutos más.
5. Añadimos la harina y dejamos que se haga durante al menos 10 minutos, esto es muy importante, de otro modo quedarían con sabor a harina cruda.
6. Añadimos poco a poco la leche caliente, pero no hirviendo, moviendo sin parar con una espátula.
7. Cuando hayamos añadido toda la leche y la masa esté fina y lisa, ponemos a punto de sal, pimienta y nuez moscada.
8. Dejamos que cueza al menos 10 minutos y retiramos del fuego.
9. Volcamos la masa sobre una bandeja gastronorm, que no sea muy profunda para que enfríe bien en el abatidor.
10. Abatimos y refrigeramos.
11. Boleamos croquetas de unos 25  gramos, y las empanamos en el pan del calibre que mas nos guste.
12. Refrigeramos o congelamos.
13. Freímos en aceite de oliva bien caliente, a 190ºc.
14. Escurrimos sobre papel absorbente y servimos.

Receta de Alberto Chicote “cocinero neocastizo”

Nigiri de jamón serrano

by pasar del aire

Ingredientes
Gominola de aceite de oliva
  • 100 ml de agua
  • 80 grs de azucar glass
  • 35 gramos de azucar
  • 180-200 ml de aceite de oliva virgen extra intenso
  • 5 hojas de gelatina
Resto
  • Jamón serrano, de cebo o ibérico
  • Pan tostado
  • Medio diente de ajo
Consideraciones sobre los ingredientes
  • La gominola de aceite de oliva es una variante la receta de Carlos Barco, cambiando el jarabe de glucosa por el equivalente en azúcar normal. Como diferencias más notables, el color (en el caso de Carlos Barco es una gominola opaca y en mi caso es más traslúcida) y las texturas de elaboración son un tanto diferentes, sobre todo al final de la emulsión.
  • El aceite debe ser bueno. Es el actor principal de la gominola. Preferiblemente una variedad con un marcado amargo y con una acidez elevada (dentro de lo que se pide para que sea AOVE, es decir, por debajo del 0,8º), ya que va a pelear con el dulce de la gominola. Si ponemos un aceite suave, se perderá.
  • El jamón, preferiblemente cortado a cuchillo, ya que será más aparente en presentación.
  • El pan que utilicé: baguette, que cortada en rodajas finas me daba el tamaño justo para un nigiri cumplidito.
Al lío
Gominolas de aceite de oliva
  1. Remojar las hojas de gelatina en agua fría.
  2. Mezclar el agua con los azúcares y poner a calentar en una cacerola.
  3. Sin dejar de remover y con el termómetro controlar la temperatura hasta alcanzar los 90 ºC.
  4. Retirar del fuego.
  5. Añadir las hojas de gelatina después de escurrir y remover hasta su disolución.
  6. Pasar a la máquina, con la varilla de montar claras y velocidad media, y batir añadiendo el aceite muy poco a poco, viendo como se va incorporando al almíbar.
  7. Poco a poco, como si de un allioli se tratara, engrosar la emulsión con el aceite.
  8. Cuando las varillas comiencen a dejar rastro sobre la superficie de la emulsión, nos indica que comienza a espesar. Es el momento de llevar a los moldes.
  9. Refrigerar hasta que endurezca la gelatina.
Montaje
  1. Desmoldar las gominolas.
  2. Cortar una rodaja de pan del tamaño aproximado del nigiri que queramos hacer.
  3. Tostar el pan.
  4. Restregar ligeramente un diente de ajo sobre la superficie del pan.
  5. Cubrir con la gominola, moldeada a ese tamaño.
  6. Cubrir con una cortada de jamón.
Indicaciones
  • Si pensábais que por ser aceite iba a desmoldar fácilmente, estáis equivocados. Desmoldaron mejor, obviamente, las gominolas en moldes de silicona, entre otras cosas por la capacidad de darles la vuelta como un calcetín. Los que puse en unos moldes de cristal para dar la forma ovalada de un nigiri al final los tuve que sacar a punta de cuchillo. No es tan importante, ya que se cubre con el jamos y su aspecto queda disimulado. Habría que forrar el molde con film para evitar tener que dañar la gominola al sacarla del molde.
  • Podéis ver en las gominolas semiesféricas pequeñas cavidades superficiales ¿Por qué? Porque al no tener las mismas texturas que la receta original, la emulsión se pasó de espeso antes de hilar. Al estar un poco más espeso de lo debido, algunas burbujas se quedaron atrapadas en el moldeo. Debe dejar de emulsionarse cuando las varillas empiezan a dejar rastro en la superficie de la emulsión. En mi caso ocurrió al haber incorporado sobre 180 ml de aceite. Quise añadir un poco más y el espesado fue ligeramente por encima de lo que necesitamos. Afortunadamente, en esta preparación los moldeados no están muy a la vista y puede pasar.
  • Para darle un poco de brillo a las gominolas de aceite de oliva, un golpe de soplete o de gratinador, aflorará el aceite líquido y por tanto, brillo.
  • Veréis que el almíbar empieza a burbujear antes de los 100 ºC ¿Cómo puede ser? El agua con azúcar puede empezar a burbujear en torno a 80 ºC, en función de la presión atmosférica.
Progreso

Subiendo la temperatura del almíbar

¡90ºC! Añadir gelatinas y a emulsionar

Poco a poco, inicialmente gota a gota

Dosificando

A mitad de emulsión

Aquí hay que dejarlo y al molde

Aspecto final de las gominolas de aceite de oliva

Vía Pasar del Aire

Tostada de jamón serrano, queso brie y mermelada de tomate.

by Juana Trujillo

Hoy es sábado, tengo invitados para cenar, pero poco tiempo para cocinar, así que alrededor de una buena botella vino he decidido poner una gran ensalada con frutos secos y aliño dulzón y unas esplendidas tostadas de jamón serrano, queso brie y mermeladas de tomate, hechas al horno que van a quitar el hipo a cualquiera.

Para preparar estas tostadas, me he basado en una receta que he encontrado en el blog que escribe Pamela y que se llama Uno de Dos. Aunque la original está hecha con otro queso y está servido en crudo, yo la he transformado un poco cambiándoles el queso y metiéndolas en el horno.

Ingredientes

4 rebanadas de pan de pueblo grandes, 8 lonchas finas de jamón serrano, 1 cuña de queso brie, mermelada de tomate.

Cómo hacer tostada de jamón serrano, queso brie y mermelada de tomate

Precalentamos el horno a 180º C, con el gratinador incluido.

Colocamos las rebanadas de pan sobre la bandeja del horno.

Sobre el pan colocamos el jamón. Sobre el jamón ponemos un trozo de queso cortado a lo largo y fino. Sobre el brie ponemos una cucharada de mermelada.

by Juana Trujillo

Ponemos la bandeja en el horno durante unos 5 minutos. El tiempo justo para que se tueste ligeramente el jamón, se derrita el brie y se deshaga un poco la mermelada de tomate.

Degustación

Serviremos las tostadas de jamón serrano, queso brie y mermelada de tomate recién salidas de horno.

Para completar una cena perfecta, lo acompañaremos de un poco de ensalada, una copa de un buen vino, unos cuantos amigos y una buena conversación.

Vía Directo al Paladar